Viviendo en Berlín, tuve la oportunidad de escuchar la historia de un joven sindicalista que andaba a finales de la década de los sesenta rebelándose contra la situación política occidental de la época, contra la guerra de Vietnam, en favor de los derechos civiles de la mujer, contra el imparable poder que adquirían las grandes empresas; aún no se hablaba de globalización, pero si aquellos héroes de la clase obrera hubieran ganado la batalla, el mundo hoy sería muy distinto a como es, sería mejor. Se llamaba Rudi Dutschke. Murió en 1979, once años después de quedar lastrado de por vida tras ser disparado por un perturbado enardecido por editoriales ultraconservadores de la Alemania occidental. Lee el resto de esta entrada »

Acabo de ver a Esperanza Aguirre en 59 segundos y sólo me ha quedado clara una cosa, que esta tipa tiene mucho morro. Ella dice que no se va a presentar en el congreso del PP de Valencia, que va a votar a Rajoy; pero a la vez dice que su posición no es inamovible, que ni para sí misma quiere adhesiones inquebrantables. Total, que ni sí ni que no. Y sigue así jugando a la eterna candidata, alimentando los sueños liberales de sus seguidores políticos y mediáticos, con El Mundo y la Cope a la cabeza, y haciendo un muy flaco favor a su partido.

El espectáculo de la sucesión en el PP es tan lamentable como el bajo nivel político que sufre España en los últimos años, así que no es la mejor forma de comenzar una legislatura. Es preciso una oposición sólida y con las ideas claras para un desarrollo democrático de la nueva etapa más sano y equilibrado. Y, desde luego, el camino iniciado por Aguirre, no parece el mejor. Lee el resto de esta entrada »

Infografia del casino de Los Monegros

En medio de la supuesta explosión de la burbuja inmobiliaria (o la dura travesía de vuelta a la cordura, en la que muchos de los que hicieron del derecho legítimo del ciudadano a la vivienda digna un chorro de dinero basado en la especulación más inmoral tendrán que cerrar sus chiringuitos; me alegro si así sucede, pues será síntoma de una necesaria corrección estructural de nuestra economía y de nuestras vidas) y del parón generalizado de la actividad en España, hay quienes han encontrado un nuevo modelo, mucho más limpio y honesto, de crecimiento productivo. Ya no es el ladrillo. “Es el juego, estúpido”, parecen decir los gurús de los nuevos tiempos. El juego de las apuestas, se entiende.

 

Parecía que esta burbuja que nos ha estallado en las narices sería una buena excusa para buscar fórmulas más sostenibles, productivas, basadas en la innovación, el respeto por el medio ambiente y sin necesidad de hipotecar el futuro de generaciones enteras atadas de por vida a sus bancos. Pero mientras las buscan o no, los responsables políticos ya han encontrado nuevos medios de abastecer sus arcas municipales. Instalemos una bonita sucursal de Las Vegas justo aquí. Lee el resto de esta entrada »

Sorprendió el domingo Zapatero con su nuevo plantel de ministros y carteras. Ha presentado un Ejecutivo con mayoría de mujeres, y además, ha creado el Ministerio de la Igualdad. A priori podría parecer vano, innecesario, dotar a este principio fundamental de la democracia y el civismo como es la igualdad de un ministerio para preservarlo. Ya me sonaba raro cuando veía en la composición de los gobiernos autonómicos consejerías de este porte, y más recelé al ver el equipo para esta legislatura de ZP. ¿Es que no se pueden hacer políticas para proteger el derecho de la mujer a participar en igualdad de condiciones en la vida laboral o pública a través de un ministerio de asuntos sociales?. ¿Es que desde Justicia o Interior no se puede perseguir con todo el peso de la ley y desde los cuerpos de seguridad del Estado a quienes atentan contra la integridad física de las mujeres?. Supongo que sí que deberían bastar esos mecanismos, pero desde que el PSOE dio a conocer la creación del Ministerio de Igualdad y dispuso esta mayoría de mujeres en el Consejo de Ministros, han salido de las cavernas esos popes y voceros de la derecha que se resisten a aceptar que el mundo en el que hoy viven no es ya el mismo que el que ellos pretenden conservar en formol. Ya no es Papá trabaja y Mamá en casa a parir la prole=familia católica como dios manda de toda la vida.

Lo que de entrada se me antoja como un orwelliano ministerio, del tipo de Ministerio de la Verdad, Ministerio de la Paz o Ministerio del Amor, al final me resulta indispensable este Ministerio de la Igualdad que termine con actitudes tan concretas y dañinas, y no como simple expresión de priorizar valores ideales. Lee el resto de esta entrada »